domingo, 8 de marzo de 2015

VI.

Quiero seguir pensando que mi futuro está en tus manos, que está a tu lado.
Que tu vida depende de mi, tal y como la mía depende de ti.
Necesito creer que jamás nos separaremos a pesar de los días malos.
Quiero escuchar a tu alma decir, que aunque las batallas por seguir adelante serán duras, jamás te rendirás, no nos rendiremos, que lo podremos conseguir, que lo conseguiremos.
Si es que yo todos los días desearía levantarme a tu lado, cualquier verano fatigado y un invierno muy helado, acariciándote el pelo, que solo con tenerte entre mis brazos me regalas el cielo.
Que quiero cometer locuras sin tener explicaciones, sin dar paso a las razones.
Lanzarnos al mar borrachos de tantos besos, en pleno invierno, lo pido a gritos si es necesario.
Saltaré si me lo pides, desde lo más alto, y quizá ni me atreva, pero si me lleva a tu lado, haré todo y más por seguirte.
Iré donde tú vayas, hasta la más lejana de las playas.
Te quiero como jamás he querido, y imaginarme sin ti es como ver el mar sin agua, estar vacía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario