sábado, 21 de febrero de 2015

V,

Podría pasarme la vida observándote,
contando cada uno de tus lunares,
sí, es un tópico,
pero me encantaría hacerlo y eso no cambia nada;
sería genial poder decirte:
'voy por el trenta y tres, me quedan doce lunares'.
Es que es increíble la forma en que nos queremos, ¿no crees?
Ojalá todos nos creyeran cuando les decimos que lo nuestro es real,
realmente real.
Aunque bueno, ya lo verán.
Le deseo a todo enamorado querer como yo lo hago,
amar como yo te amo,
y tener a alguien como tú a su lado,
que maravilloso se te queda muy corto,
que tú eres demasiado.
Y es precioso pensar que,
llegaremos al final de la vida
con miles de trofeos invisibles,
méritos de haber conseguido sobrevivir
a pesar de tantísimos errores,
medallas de haber luchado contra los malos momentos
y haberlos ganado,
de haber tenido malas rachas
y seguir en pie a pesar de todo,
y de haber sobrevivido,
pero vivido,
juntos,
cada uno por el otro,
cada día costoso y cada noche de guerra,
juntos, sí,
siempre juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario